Alfarería y cerámica

Alfarería y cerámica

La alfareria es el arte que consiste en la elaboración de vasijas de barro cocido. Por lo general, la alfareria se utiliza para hacer referencia a piezas que son realizadas sin esmalte o con barniz aplicado en una única cocción. Por eso, el alfarero se diferencia del ceramista, ya que éste añade esmalte y utiliza diversas técnicas en sus piezas, con más de una cocción.

Los historiadores afirman que la alfareria nació hace 12.000 años en Japón, con el desarrollo de la cerámica Jomon. La alfareria más antigua de América del sur de la que se tenga registro está compuesta por los objetos Kotosh-Hauyrajirca, que fueron encontrados en Perú y que apuntaría al año 1.850 a.C.

El proceso de elaboración de las piezas de alfareria comienza con el amasado de la arcilla, para que las distintas partículas y la humedad se distribuyan de manera homogénea, impidiéndose la formación de burbujas de aire.

El siguiente paso consiste en el moldeado manual o con la ayuda de múltiples herramientas. En esta parte del proceso se añade agua, de manera que la arcilla mantenga su plasticidad y no se causen rajaduras.

Finalmente, hay que dejar la pieza al aire libre para que se seque, es una fase denominada como estado de cuero. Cuando la pieza está totalmente seca esta adquiere mayor fuerza y un color más claro.

Finalmente, la pieza de alfareria es llevada al horno, donde adquiere mayor resistencia y pierde su humedad química.

Hay 7 de productos.

Mostrar 1-7 de 7 elemento(s)

filtros activos